A tu lado siempre es primavera.

FOTOTERAPIA CON MÁSCARA DE LED (LUZ VERDE)


Los primeros estudios de terapia por LED fueron desarrollados por la NASA, en sus investigaciones para conseguir hacer crecer plantas en el espacio. Durante estos estudios se observó la eficacia de la luz en la curación y reparación de los tejidos corporales.

¿En qué consiste el tratamiento con luz Verde de LED? Esta luz es específica para controlar la hiperpigmentación de la piel. Ayuda a eliminar las manchas y el tono más oscuro de la piel, unificando el tono cutáneo. La luz verde inhibe la producción excesiva de melanina por parte de los melanocitos en la parte más profunda de la epidermis.

¿La terapia con luz LED verde es dolorosa? Es un tratamiento no invasivo, cómodo, indoloro y sin necesidad de recuperación.

¿Cuántas sesiones son necesarias? Previo al tratamiento, realizaremos un diagnóstico facial personalizado para determinar el número de sesiones más adecuado y la necesidad de combinarlo o no con otras terapias, en función de cada caso concreto.

FOTOTERAPIA CON IPL


El paso del tiempo y la exposición crónica al sol provocan la aparición de manchas, áreas enrojecidas y descamativas en la piel. Además, se produce una atrofia cutánea que afecta a la epidermis, la dermis, así como al tejido graso subcutáneo.

Toda esta atrofia de la piel y estas lesiones o irregularidades se pueden con un sistema que engloba y aborda todas las lesiones al mismo tiempo: La Fototerapia con Luz Pulsada Intensa (IPL). La Fototerapia con IPL es el sistema idóneo para tratar las manchas de la piel, eliminar las consecuencias del paso del tiempo y de la exposición solar.

¿Qué es la LUZ PULSADA  y cómo funciona? La luz pulsada es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores que producen un efecto diferente en la piel. De esta manera, la luz actúa como un bisturí inteligente y barre todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel que no dejan de ser esas manchas que deseamos erradicar.

La Fototerapia con IPL reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas y mejora la textura de la piel.

¿En qué consiste el tratamiento? Se debe acudir al tratamiento preferiblemente sin maquillaje y sin autobronceador en la zona donde se vaya a realizar el tratamiento. Se limpia la piel y se coloca un antifaz para protección ocular, así como un gel conductor. Se realiza el tratamiento mediante la luz y, terminado el cual se limpia nuevamente la cara. Se coloca una mascarilla calmante e hidratante y, para finalizar el tratamiento se aplica fotoprotección solar. El tratamiento completo dura en torno a 45-60 min

¿Cuántas sesiones son necesarias? Las sesiones se repiten en función del estado de la piel y los resultados se observan desde la primera sesión. Es recomendable realizar entre 3 y 6 sesiones varias veces en la vida.

¿Requiere de algún cuidado especial? Posteriormente a la sesión de tratamiento surgen pequeñas escamas o costras que se van secando y desprendiendo entre 1 y 3 semanas después de la sesión. Se debe evitar la exposición solar directa y es imprescindible el uso de fotoprotección solar.

¿Se puede combinar con otros tratamientos?  El IPL es perfectamente compatible con otros tratamientos antiaging tales  como el peeling, mesoterapia, Q-Switch… Aconsejamos una sesión previa de microdermoabrasión con punta de diamante y una hidratación profunda en consulta, como complemento ideal de esta terapia. Esto nos permite preparar muy bien la piel, aportando el nivel de hidratación necesaria. De esta forma, una vez finalizada la sesión de luz pulsada, la piel se regenera más fácilmente y aparece luminosa y radiante mucho antes.

¿Hay alguna contraindicación para este tratamiento?

  • Personas que toman medicamentos fotosensibles.
  • Exposición solar previa al tratamiento sin fotoprotección.
  • Antecedentes de cicatrización anómala (queloides, cicatriz hipertrófica…).
  • Embarazadas
  • Patología psiquiátrica grave.
  • Expectativas no reales del tratamiento.
  • Enfermedad infecciosa y/o heridas en la zona de tratamiento.
  • Enfermedad pre o neoplásica activa.
  • Presencia de tatuajes en la zona de tratamiento.

DERMAROLLER


Es un sistema de micropunción que ayuda a rejuvenecer y renovar la piel, estimulando el factor de crecimiento celular y creando colágeno y  elastina a través de un proceso de curación natural, suavizando las manchas que pudieran existir tras la aparición de la piel renovada.

Este nuevo colágeno y elastina mejoran la calidad y textura de la piel, logrando más suavidad y firmeza y ayudando a corregir manchas, difuminar arrugas y líneas de expresión, así como las marcas dejadas por el acné. También mejora las estrías y las cicatrices quirúrgicas. Después del tratamiento, la piel puede quedar enrojecida durante un par de días y puede pelar en algunas zonas.

Generalmente se requieren entre 3 y 5 sesiones para lograr los resultados deseados, aunque en las cicatrices puede necesitarse alguna más. Los resultados anti-manchas son a corto y medio plazo ya que se aprecia la mejora de la piel desde el primer momento pero, no es hasta pasados un par de meses cuando el proceso de curación interno está completado, ya que la producción de colágeno lleva su tiempo y es entonces cuando el efecto sobre las manchas es más intenso. Este tratamiento puede realizarse con seguridad en todos los tipos de piel, incluso las más oscuras.

PEELING


¿Qué es un peeling químico? Es una exfoliación controlada de la piel, mediante la cual eliminamos sus capas más externas, permitiendo su regeneración y renovación. Con esta exfoliación química la piel produce células nuevas y suaviza las manchas, lo que se traduce en una piel más luminosa, joven y uniforme. Es un tratamiento estético de excepcional importancia en el cuidado de la piel. Su fin último es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales. Al hacerlo, se obtienen otros efectos beneficiosos para la piel: se estimula la producción de colágeno y, por tanto, mejora la elasticidad de la piel. Aporta luminosidad al cutis, minimizando el efecto de las manchas en la piel. Deja la piel limpia y en condiciones perfectas para absorber los cosméticos que nos apliquemos a continuación.

Sirve para eliminar las manchas, disminuir las arrugas y las marcas de acné, especialmente en cara, cuello y dorso de las manos.

¿Qué resultados se obtienen con el Peeling?

  • Purificar y oxigenar la piel 85%
  • Cerrar los poros dilatados 90%
  • Atenuar los efectos del envejecimiento 92%
  • Corregir las imperfecciones 92%
  • Unificar el tono, aportar luminosidad 94%
  • Aclarar y atenuar las manchas 96%
  • Reducir las marcas de acné. 91%
  • Mejorar el aspecto de las cicatrices 96%

¿Cuántas sesiones de peeling son necesarias? La periodicidad del peeling dependerá de los resultados deseados así como del peeling empleado. Suele variar para peelings superficiales, con periodicidad semanal o para más profundos con una periocidad mensual. Una vez obtenidos los resultados deseados se realiza un mantenimiento cada seis meses. Hay diferentes tipos de ácidos que pueden utilizarse por separado o combinados entre sí.

La elección de unos u otros dependerá del juicio del profesional y del objetivo del tratamiento (despigmentante – anti-manchas-, antiacnéico o antiarrugas).

LÁSER Q-switch


La energía lumínica suministrada por la plataforma LÁSER Q-SWITCHED tiene especial afinidad por la melanina, cromóforo responsable de la gran mayoría de manchas cutáneas, alterándola por un fenómeno fotoacústico, y siendo reabsorbida por el propio sistema inmunológico.

¿En qué consiste el tratamiento? Lo primero que se hace es un diagnóstico para conocer el tipo y profundidad de la mancha, para así determinar la técnica y protocolo más adecuados. En función de ello, habrá o no que combinar el tratamiento con Q-Switch con el resto de terapias. Al tratar estas lesiones con láser, la energía es captada selectivamente por la melanina y se produce una reacción fotoacústica, que destruye el pigmento y permite su eliminación por el sistema inmune del paciente.

  • Una sesión dura aproximadamente 30-60 minutos y consta de
  • Higiene facial y toma de fotografías de las zonas de tratamiento.
  • Desinfección de la zona de tratamiento y protección ocular.
  • Aplicación del Láser Q-Switch: la mancha se blanquea inmediatamente, y se va oscureciendo en los minutos sucesivos, así como inflamándose la zona de tratamiento.
  • Aplicación tópica de regenerante dermoepidérmico.
  • Cuando se han tratado zonas muy extensas, es preciso un tratamiento con Máscara de Luz LED, para disminuir el proceso inflamatorio.
  • Aplicación de Fotoprotección Solar.
  • Entrega de pautas de cuidado domiciliario y cita para la revisión pertinente.

¿Requiere de algún cuidado especial? Tras el tratamiento aparece una fina costra oscura, que habrá que cubrir con tratamiento tópico específico (regenerador dermoepidérmico y sustancias emolientes) y no retirar manualmente. Se puede utilizar maquillaje. Se desaconseja la exposición solar directa tanto anterior como posterior al tratamiento, siendo necesaria la aplicación de un factor de protección solar 50+.

¿Cuándo se obtienen resultados? Los resultados visibles desde la 1ª sesión, ya que al retirarse la costra, aparece una piel regenerada, con disminución de la pigmentación y uniformidad en el tono de la piel.

¿Cuántas sesiones son necesarias? El número de sesiones varía en función de la ubicación de la mancha (normalmente cara, manos y escote), y de la profundidad del pigmento que lo compone (melanina en epidermis y/o dermis), pudiendo obtener resultados aceptables con una sola sesión, con varias o combinadas con otras técnicas. El intervalo de tiempo entre sesiones oscilará entre 4 y 6 semanas.

¿Hay alguna contraindicación para este tratamiento?

  • Personas que toman medicamentos fotosensibles.
  • Exposición solar previa al tratamiento sin fotoprotección.
  • Antecedentes de cicatrización anómala (queloides, cicatriz hipertrófica…).
  • Embarazadas
  • Patología psiquiátrica grave.
  • Expectativas no reales del tratamiento.
  • Enfermedad infecciosa y/o heridas en la zona de tratamiento.
  • Enfermedad pre o neoplásica activa.
  • Presencia de tatuajes en la zona de tratamiento.